NIL ROIG 48

A los 5 años entró en una escuela de  motociclismo de Tarragona


nil roig

Nacido en Sitges el 12 de diciembre del 2004, empezó a ir en moto con 3 años.

A los 5 años entró en una escuela de motociclismo de Tarragona y con 6 años empezó a competir en copas infantiles y de promoción de la Federación Catalana de Motociclismo, en las especialidades de Velocidad, así como en algunos “Endurets” de la mano de Xavi y Sergi León (Sixlyon).

A la edad de 8 y 9 años siguió sus andaduras por los circuitos en la Liga Española de Motociclismo, quedando a los 10 años 5º en el Campeonato de la Promovelocidad de la FCM.

No es hasta en 2016 cuando debuta a los circuitos grandes participando en la Copa Rieju RS3, consiguiendo el 2017 ganar el Campeonato del Mediterráneo de Velocidad y el Campeonato de Cataluña de Velocidad, dentro de la mencionada copa.

Durante el 2016 también participó en el Trofeo Catalán de Mini-Resistencia, dentro de la categoría Challenge Rieju Pro, consiguiendo ser el vencedor de la misma.

El año 2018 hace el salto a la Copa Honda CBR 300R, pero una fractura de la tibia lo apartó de los circuitos 2 meses, obligándolo a renunciar a luchar para ganar el campeonato.

En 2019 debuta en el Campeonato de España de Superbikes Junior (ESBK), así como en el Campeonato Interautonómico de Velocidad (CIV) con una Kawasaki Ninja 400, dentro del equipo Kawasaki Palmeto Racing.




26 Septiembre 2018

Bajo un sol sofocante, el pasado 23 de septiembre se celebró la penúltima carrera de la Copa Honda CBR300R en el Circuito Ricardo Tormo de Cheste.

Con buenas vibraciones y con el bonito recuerdo de antaño, en el que Nil Roig, ganando ambas mangas, consiguió proclamarse Campeón de la Copa Rieju Rs3, el sábado se realizaron los entrenamientos libres y cronometrados. En ellos ya se pudo ver que la prueba iba a ser de lo más reñida, pues entre los 6 primeros pilotos había una diferencia de menos de 1 segundo. Nil así, conseguiría el tercer puesto de parrilla de salida para las dos carreras del domingo, a 0.00:168 milésimas de Daniel Mogeda, primero en los cronometrados.

Y tal como se preveía, las dos mangas del domingo fueron de infarto. Conscientes que no es el mundial, lo que se presenció en Cheste sería comparable a una carrera de Moto3, con continuos adelantamientos en ambas carreras, en la que cualquier de los jóvenes pilotos podría ganar, corriendo pegados y arriesgando en cada curva al máximo para poder salir de ella con una o dos posiciones ganadas.

Algunos problemas con el shifter de la Honda no dejaron a Nil Roig poder pilotar al 100%, aunque según él mismo reconoce: “Ha sido una lección y una de las carreras en la que más he aprendido de todas las que he corrido”.

Finalmente se quedaría fuera del podio, en cuarta posición en el cómputo de las dos mangas.

La última carrera se disputará en el mítico circuito de Calafat el próximo 7 de octubre, cerrando así un año algo complicado debido a las lesiones, pero en el que las experiencias vividas le han enseñado muchísimo.


comparte con nosostros